Baterías

     La batería es un acumulador y proporciona la energía eléctrica para el alternador del motor y para el motor de arranque del motor de combustión de un automóvil (entre otros). Las baterías que se usan como fuente de energía para la tracción de un vehículo eléctrico se les denomina baterías de tracción. Los vehículos híbridos pueden utilizar cualquiera de los dos tipos de baterías.

     El arranque de un motor de combustión requiere en un breve espacio de tiempo corrientes muy elevadas de hasta cientos de amperios. La batería ha de cumplir este requisito también en invierno a bajas temperaturas. Además el voltaje eléctrico no puede reducirse considerablemente durante el proceso de arranque, por lo que las baterías disponen de una resistencia interior.

Influencia de la temperatura

     La batería disminuye su capacidad con la disminución de la temperatura. Hay diferentes sistemas disponibles en el mercado para evitar una temperatura demasiado baja así como para elevar la temperatura. Al llegar el invierno se debería comprobar si la capacidad de la batería es suficiente para el arranque a temperaturas bajo cero grados (Celsius). Las baterías terminan su ciclo normalmente en invierno ya que la pérdida de capacidad es mayor a bajas temperaturas y a menudo no pueden proporcionar un arranque prolongado a temperaturas reducidas. Por ejemplo, a -20 °C sólo está disponible la mitad de la capacidad normal. Al mismo tiempo la baja temperatura del aceite del motor hace el proceso de arranque más difícil.

Voltaje de carga, emisión de gases

     El voltaje de carga debería ser de entre 13,8 y 14,4 V a una temperatura de entre 15 y 25 °C. El valor óptimo de la corriente de carga debería ser la décima parte de la capacidad de la batería (ej. 4 A para una batería de 40 Ah) y para cargas “rápidas” como mucho un tercio de la capacidad. Si el voltaje de carga es superior a 2,4 V por célula (en el caso de baterías de 12 V son en total max. 14,4V), entonces hay peligro de corrosión de la malla, cosa que se puede observar visualmente por la emisión de gases. Por eso la batería no debe cargarse hasta el máximo con corrientes altas. Un dispositivo de carga rápida puede recargar una vacía de plomo rápidamente, pero solo hasta el 70 %, a partir de ese momento se debería cargar con corrientes más reducidas para evitar la corrosión de la malla.

Carga demasiado reducida

     El error más frecuente es aplicar una carga de la batería menor de la nominal. La batería se descarga también poco a poco en caso de que no se use, especialmente si está conectada a un vehículo, ya que este precisa también de corriente aunque no esté en funcionamiento para abastecer a algunos dispositivos electrónicos, como centralitas electrónicas, el reloj o la alarma (entre otros).

Acrónimos y definiciones

     Amperios-hora, Ah: Unidad de capacidad de la batería.

     Corriente de arranque, A / CA: Es la corriente máxima que puede suministrar una batería a 0 °C durante 30 segundos con un voltaje en cada una de las células de 1,2 volt.

     Voltaje nominal: El voltaje real del bus de datos de los automóviles se sitúa durante la conducción sobre el voltaje nominal de la batería, ya que esta se carga cuando el vehículo está en marcha. El proceso de carga depende de la temperatura. En el caso de baterías de 12 V se encuentra a 14,4 V. Sin embargo, normalmente se suele otorgar al voltaje del bus de datos el mismo que la batería (12 V para turismos y 24 V para camiones, mientras que coches más antiguos o motocicletas precisan normalmente de 6 V.

Mantenimiento, cuidado e inspecciones

     La capacidad de corriente necesaria en una batería se determina según la cilindrada y el tipo de motor. Los motores diésel necesitan normalmente más corriente durante el arranque que motores equivalentes de gas o gasolina, debido a los mayores valores de compresión con los que trabajan. También la existencia de dispositivos eléctricos y/o electrónicos de mayor consumo requiere una capacidad superior, ya que la batería de arranque hace la función de reserva cuando el alternador funciona a bajas revoluciones y el consumo de corriente es alto. Por eso algunos de los fabricantes que ofrecen el aire acondicionado de serie también proveen baterías de mayor capacidad.

     Conviene revisar periódicamente el voltaje de la batería. El voltaje del regulador debería situarse entre 13,8 y 14,4 V. De ser mayor la pérdida de agua se incrementa incluso para baterías selladas, lo que reduce su ciclo de vida. En caso de un voltaje menor que los 13,8 volt la batería no llegaría a cargarse por completo lo que dificultaría el arranque y reduciría el ciclo de vida de la batería. En caso de que la batería requiera demasiada capacidad, se corre el peligro de que se descargue por completo y se produzca sulfatación.

     Las baterías de arranque no deberían dejarse durante meses sin cargar, en caso de que esto sea necesario la batería debería cargarse previamente por completo. Las baterías usadas se descargan por si mismas con mayor facilidad, además se corre el peligro de que la batería se sulfate si no se recarga. En cualquier caso el voltaje de una batería de plomo de 12 volt sin uso no debería bajar de los 11,8 V.

     Otro problema que puede motivar la descarga de la batería es la corriente de fuga, así como la corrosión de los conectores. Las corrientes de fuga se pueden producir si la superficie de la batería o bien los polos están sucios (por ejemplo por agentes externos como la suciedad o la humedad). Si los polos están corroídos las resistencias internas aumentan de valor y de esa forma influyen negativamente en el arranque de la batería. Además impiden que el alternador cargue la batería de forma regular. Es por ello, que se debe tener cuidado de que los conectores están limpios y que los polos están firmemente unidos a ellos. Hay grasas especiales para los polos que ofrecen protección contra la corrosión.

Riesgo de explosión

     La batería es un componente fundamental del automóvil y no se le presta atención ni se le da la importancia relevante que tiene. Una batería en mal estado, vieja o que recibe una sobre carga por parte del alternador, es una de las que tienen mas posibilidades de explotar ante una chispa. Por ello es importante verificar periódicamente, no sólo su estado, sino también cuánto está generando de corriente el alternador. Un voltaje superior a los 14.7 voltios podrá recalentar la batería, dañándola rápidamente y exponiéndola a una mayor generación de hidrógeno con el consiguiente riego de explosión.

     Por todo lo dicho anteriormente, en CEDIEL-SIRGO, además de las baterías originales para vehículos del grupo VAG, sólo trabajamos baterías de primerísimas marcas y con un elevadísimo grado de calidad, como Bosch, Varta y Tudor, tanto normales, como AGM para vehículos equipados con sistema Star-Stop. Creemos firmemente que la seguridad de quienes viajan en el interior del coche y la tranquilidad de saber que llevamos una batería que no dará problemas prematuros, tenga un valor infinitamente superior a los 40€ que puede haber de diferencia con una batería de "marca blanca" que se vende en los grandes centros del automóvil y cuyas prestaciones, en algunos casos, distan bastante de las que debe reunir según especificaciones del fabricante del vehículo. Todos tenemos o teníamos un abuelo que empleaba siempre dos frases recurrentes y que seguimos repitiendo en nuestra vida diaria: "nadie da duros a pesetas" y "lo barato sale caro o lo pagas dos veces".

Baterías


Llamar

E-mail

Cómo llegar