Servofreno

     El más común en los automóviles es el “servofreno de vacío” conocido también como “ayuda de pedal”.

     Ideado en la época de los frenos mecánicos, se trata de un sistema neumático, que aprovecha la depresión o el vacío generado en el colector de admisión para desmultiplicar el esfuerzo que hace el conductor con su pie sobre el pedal del freno. En los motores diésel esta depresión no existe debido a la ausencia de mariposa, por lo que se obtiene a través de una bomba de vacío o depresor.

     El vacío crea una depresión en una cámara que actúa sobre un émbolo contenido dentro de ella. Al abrir una válvula cuando se acciona el pedal de freno, la válvula permite el paso de la presión atmosférica al otro lado del émbolo, haciendo que éste se desplace. El émbolo actúa por medio de su vástago sobre el pistón de la bomba principal de freno hidráulico para generar en los dispositivos situados en las ruedas del vehículo (freno de tambor o de disco), una fuerza de frenado aún mayor.

     En efecto, si el área del pistón de la bomba es la mitad del área de los pistones de los discos o los tambores de freno, la fuerza hidráulica que se transmite es el doble.

Esquema de funcionamiento:

Algunos modelos:


Llamar

E-mail

Cómo llegar