Receptor y emisor de embrague.

     En algunos vehículos se adopta un sistema de mando hidráulico. En este sistema el pedal de embrague actúa sobre el émbolo de un cilindro emisor (bomba de embrague), para desplazarlo en su interior impulsando fuera de él el líquido que contiene, enviándolo al cilindro receptor o cilindro esclavo (bombin de embrague), en el que la presión ejercida producirá el desplazamiento de su pistón que, a su vez, provoca el desplazamiento del tope de embrague mediante un sistema de palancas. Al disponer de los cilindros emisor y receptor en su estado de funcionamiento óptimo, podemos lograr la multiplicación más adecuada del esfuerzo ejercido por el conductor sobre el pedal.


Llamar

E-mail

Cómo llegar