El embrague

     El embrague es un sistema que permite al conductor controlar la transmisión del par motor desde el motor hacia las ruedas.

     Está constituido por un conjunto de piezas situadas entre el motor y los dispositivos de transmisión.

Funcionamiento y elementos que lo componen:

El mecanismo del embrague está formado por los componentes siguientes:

  • El volante motor (2), atornillado al  cigüeñal  (1).

  • El disco de fricción (3) que gira solidario con el eje de entrada al cambio o "primario" (6) gracias a un estriado.

  • El plato de presión (4), que presiona al disco asegurando su adherencia al volante motor (2) cuando el mecanismo está en posición de reposo (embragado).

  • Los muelles del mecanismo (en este caso de diafragma), (5) apoyan en el cojinete o "collarín" (7).

Cuando el mando hidráulico (o por cable) del conductor es activado por el conductor, la palanca desplaza al cojinete, el cual empuja al diafragma, que articula sobre los apoyos (9) que a su vez están fijos a la cubierta o tapa (8) , dejando entonces de hacer fuerza con lo que el disco de fricción ya no apoya sobre el volante. El primario (6) queda libre, no recibe par del motor y podemos cambiar de marcha con suavidad. Del mismo modo, si salimos desde parado, acoplaremos el disco de fricción con el pedal tanto más progresivamente cuanto más incremento de par necesitemos en el primario . Por ejemplo en una cuesta muy pronunciada, haremos lo que se llama "  hacer patinar el embrague ».

                            Para más información haga clic en el botón inferior o aquí.


Llamar

E-mail

Cómo llegar