Amortiguador

     La función del amortiguador es controlar los movimientos de la suspensión, los muelles y/o resortes.

     Es un dispositivo construido con un eje cromado y dos tubos de acero (uno dentro del otro). El tubo exterior se denomina tubo de reserva (lleno de aceite). El interno, tubo de compresión. En un extremo, el eje de acero tiene el apoyo que se ancla al vehículo. En el otro extremo se monta un pistón, que siempre se desplaza a lo largo del tubo de compresión, el cual presiona o succiona aceite que fluye a través de válvulas instaladas en el tubo de compresión. Esta construcción genera dos fuerzas muy diferentes, extensión y compresión, cuyas funciones son:

  • Que el vehículo se adhiera a la vía.
  • Aportación de seguridad en las curvas.
  • Evitar que "navegue".
  • Obtención permanente de una marcha confortable.

 

¿Cómo detectar un amortiguador dañado?

  1. Las ruedas:
    • Se desgastan por secciones.
    • Saltan durante la marcha.
  2. El vehículo da brincos descontrolados.
  3. Fuga de aceite en el amortiguador.
  4. Vehículo difícil de controlar en las curvas. Si al presionarlo se balancea más de una vez y media, probablemente requiere cambio.
  5. Pérdida de estabilidad.
  6. Mayor distancia de frenado.
  7. Falta de adherencia al asfalto húmedo. (tendencia al aquaplaning).
  8. Pérdida de confort.

 

    

Amortiguador de gas. Los componentes son:

A - barra, B - pistón con junta de estanqueidad, C - cilindro, D - depósito de aceite, E - pistón flotante, F - cámara de aire

Amortiguadores que trabajamos habitualmente:

Para solicitar presupuesto sin compromiso pinche aquí.


Llamar

E-mail

Cómo llegar